Consejos para un buen conductor

conductores12

Primero, es necesario planificar la ruta a mi destino, ver cuál es la más corta y con menos tráfico, ya que así se mejora el rendimiento. Además, hay que sacar los pesos innecesarios, como los portaequipajes que, sobre todo a altas velocidades, pueden incrementar hasta en 20% el consumo en carretera, dice Claudio Gavilán, jefe de transporte en la AChEE.

La presión de los neumáticos se debe revisar constantemente, ya que una reducción de 14% del nivel óptimo de aire (que depende de cada modelo), puede incrementar el consumo hasta 2%. Asimismo, es necesario cuidar la alineación y el balanceo, utilizar aceites de buena calidad, mantener limpios los filtros de aire y cambiarlos según la pauta de mantención del auto, que si se cumple puede llegar a reducir el consumo de combustible en 10%, explica César Ramos, asesor de mecánica de Inacap.

Otras medidas que ayudan a ahorrar es no acelerar a fondo, no pisar el acelerador al encender el motor, conducir en cambios altos, que consumen menos energía, y mantener una distancia prudente con el auto de adelante para evitar frenar rápido.

 La supuesta necesidad de calentar el motor en las mañanas involucra quemar gran parte del estanque y es absolutamente innecesario. Usar con prudencia el alza vidrios, la calefacción o aire acondicionado, estos aumentan el consumo de combustible hasta 25%. Cuando se transita por la ciudad es recomendable bajar los vidrios y en carretera, es mejor cerrarlos y encender el aire acondicionado.

Bajar el octanaje es perfectamente aceptable. Es una de las medidas que más ayudan a economizar y no representa un riesgo real para la mayoría de los vehículos. Del orden del 85% de los autos que circulan en Chile funciona bien con gasolinas de 93 octanos.

 César Ramos agrega que usar una gasolina de mayor octanaje que el recomendado, es innecesario y se traducirá en un gasto adicional sin ser relevante.

Definir el modelo

Es fundamental definir el objetivo del vehículo antes de comprarlo, para así hacer una elección informada tanto en las características del modelo, motor y rendimiento que asegura el fabricante, recomienda Ricardo León, coordinador de la Escuela de Ingeniería Duoc UC.

Los expertos aseguran que para los traslados cortos lo mejor es adquirir un citycar , mientras que si se tiene una familia numerosa, lo ideal es un sedán. Estos dos modelos son livianos, pequeños, de cilindradas bajas y neumáticos más delgados, lo que se transforma en una buena alternativa si la decisión de compra se centra en el ahorro de combustible y en los menores costos del vehículo. Aún así, los expertos especifican que los modelos de motor más pequeño no siempre son más económicos, ya que si se les sobrecarga con objetos pesados o con más pasajeros, tendrán el mismo o mayor gasto que un auto de mayor tamaño.

12,3 km por litro rinden en ciudad los vehículos de pasajeros , según el cálculo promedio de los tres modelos más vendidos de ese tipo: Chevrolet Sail, Kia Rio y Hyundai Accent. En tanto, 9 km/litro rinden los modelos SUV tomando como referencia a los más vendidos: Toyota Rav4, Nissan Qashqai y Hyundai New Tucson, según datos de la ANAC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *